Grandes cicloviajeros

Grandes cicloviajeros: Salva Rodríguez

En el artículo de hoy vamos a hablar de otro de los grandes cicloviajeros: Salva Rodríguez. A su aventura en bicicleta por el mundo la ha denominado «Un viaje de cuento» y con mucho acierto. 145.266 kilómetros por los lugares más remotos del mundo, siempre en busca de encuentros con las personas del camino, y de los senderos más solitarios y apartados.

Grandes cicloviajeros: Salva Rodríguez, ‘Garbancito’
¿Quién es Salva Rodríguez?

Salva Rodríguez, ‘Garbancito’, es el capitán del galeón que partió de Granada el 24 de enero de 2006 a descubrir el mundo. Nacido en 1971, profesor de educación física, abandonó un puesto estable para conocer el mundo que le esperaba ahí afuera, sabiendo que la felicidad no está en un trabajo ni en un lugar, si no en el interior de cada uno.

Más que una bicicleta, un galeón

Su primer gran viaje, la vuelta a España con 34.000 pesetas. Un hombre sencillo, deportista, humilde y decidido, que apostó todo lo que tenía por vivir sus sueños, y ganó.

El viaje
Recorrido por África

Ese enero que le vio partir, tomando rumbo sur, en busca del continente negro. África, el continente soñado, dónde la gente es feliz más allá de lo material, le recibió con los brazos abiertos. Tanto es así que estuvo viajando más de 2 años por África, 42.007 km, de Marruecos a Ciudad del Cabo por la costa occidental y hacia el norte por la oriental hasta El Cairo para entrar en Asia.

Recorrido por Asia

Sigue encontrando hospitalidad, pero el choque cultural a veces hace que el galeón de bandazos, pero el timonel se mantiene firme. Toma rumbo este hasta Kirguistán, y luego al sur para llegar a la India. Indonesia, Mongolia, China, las nieves de Siberia para acabar en Japón.

Recorrido por América

Tras 6 meses de descanso, escribiendo la historia de los primeros cinco años en África y Asia, vuela hasta Prudhoe Bay en Norteamérica, a la conquista de un nuevo continente, América, lleno de diferencias culturales y materiales. Su periplo toma dirección sur, hacia Ushuaia, magia salvaje en estado puro. Pero el camino hace que el lastre de sus sentimientos le invite a fondear el navío.

Recorrido por Europa

Aún así, el barco se mantiene a flote, no pudiendo acabar su aventura en otro puerto que no fuese Granada. El último continente, Europa, se muestra frío y solitario, tanto por las personas, como, tal vez, por las ganas de arribar a puerto. Finalmente amarra el galeón en Granada el 12 de agosto de 2015, casi 10 años después de su partida.

Los libros

En estos casi diez años de viaje han pasado muchas historias, infinidad de anécdotas. Y 4 libros. Todos ellos bajo un denominador común: «Un viaje de cuento [La vuelta al mundo en bicicleta]«. Son libros de viaje, pero de viaje en bicicleta en estado puro. Acompañamos a Salva en sus venturas y desventuras, en su alegrías y sufrimientos, momentos de inmensa felicidad y otros de preocupación, miedo o peligro. Pero siempre desde su ‘galeón‘, y con la fiel tripulación que le acompaña para completar este viaje de cuento.

Los libros: Un viaje de cuento [La vuelta al mundo en bicicleta]

Los 4 libros están divididos por continentes:

  • África. Un viaje de cuento (2012) – Describe los primeros 800 días de su viaje, más de 42.000 kilómetros. Un continente lleno se sensaciones intensas, culturas y creencias, lejos del confort, inmerso en plena naturaleza.
  • Asia. Un viaje de cuento (2013) – Parte de Egipto, para recorrer un continente lleno de contrastes, con choques culturales importantes. Desde un Afganistán en guerra, los colores de la India, las selvas de Camboya, las nieves y los hielos de Siberia, para acabar en Japón.
  • América. Un viaje de cuento (2015) – En este libro Salva describe su viaje desde Prudhoe Bay en Alaska hasta Ushuaia, 42.850 km en tres años. Con muchas diferencias culturales y materiales, naturaleza salvaje, y puertos de montaña (cinco por encima de los 5.000 metros).
  • Europa. Un viaje de cuento (2016) – Último libro de esta tetralogía. Un viaje solitario, un continente conocido y frío. Y un Salva que regresa de un mundo que ha sido su hogar durante mucho tiempo. El libro menos exótico, más introspectivo, pero necesario para cerrar el viaje.

Un viaje de cuento que termina en casa, feliz, con nuevos sueños que cumplir, sabiendo que si no se apuesta por un sueño, se ha perdido antes de empezar.

Los libros son una auténtica maravilla, imprescindibles en cualquier biblioteca que se precie. Acompañas a Salva como un marinero más, eres parte de la tripulación. Inspiración directa, sin rodeos, desde el sillín a la tinta. Pura esencia cicloviajera, de otro de nuestros grandes cicloviajeros: Salva Rodríguez.

Para saber más puedes visitar su blog: www.unviajedecuento.weebly.com.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *