Completando los posts del cambio de cassette de piñones y del desviador trasero, hoy vamos a hablar de cómo cambiar la cadena.

Cambiar la cadena
¿Cuándo hay que cambiar la cadena?

La cadena es uno de los elementos que más sufre del sistema de transmisión de la bicicleta. Además, es el más barato y simple de cambiar, por lo que interesa su buen mantenimiento, evitando así el deterioro de otras partes como los platos y los piñones.

1. Placa exterior
2. Placa interior
3. Pin, pasador o perno
4. Casquillo
5. Rodillo
Se considera un eslabón de cadena al compuesto de un enlace interior y otro exterior

Al transmitir la cadena el esfuerzo del pedaleo de los platos a los piñones se crea una tensión que provoca el estiramiento de la misma. Esa elongación de la cadena se puede medir con una herramienta simple, un indicador de desgaste. Este se encaja en el rodillo de la cadena y tiene una uña a cada lado marcada con .75 y 1.0. Si la uña encaja en la cadena significa que se ha estirado un 75% o un 100% al punto de cambiarla, respectivamente. En el primer caso hay que mantener un control mayor sobre la cadena y en el segundo conviene cambiar la cadena lo antes posible.

1. Se ve a simple vista el estiramiento de la cadena
2. Cadena nueva: el indicador de desgaste no entra
3. Cadena vieja: el indicador de desgaste entra sin problemas

Si ponemos una cadena gastada junto a una nueva se aprecia a simple vista el estiramiento que ha sufrido la cadena.

Siempre que reemplazamos platos o piñones interesa cambiar también la cadena para evitar un desgaste prematuro de estos componentes, más caros que la propia cadena.

Longitud de la cadena

A la hora de comprar una cadena nueva debemos prestar atención al tipo de cadena que necesitamos. Los modelos son específicos según el número de platos y piñones, la marca, etc., por lo que debemos prestar atención a la hora de su adquisición.

La longitud que necesitamos para nuestro sistema de transmisión la podemos obtener de la comparación con la cadena vieja.

Otra manera es colocando la cadena en el plato grande y el piñón grande, calcular el punto de unión (siempre dándole margen a mayor longitud) y añadir 1 eslabón completo (dos enlaces) para dos o tres platos y 2 eslabones (cuatro enlaces) para monoplato.

Pasar la cadena por el plato grande y el piñón grande
Calcular el punto de unión, buscando que el eslabón interior coincida con eslabón interior, y en su defecto buscar que coincida dando mayor longitud a la cadena
Unir la cadena

La cadena se puede unir de tres formas:

  • Con un pin de cadena
  • Con un cierre rápido
  • Reutilizando el perno

Pin de cadena: se introduce un pasador nuevo en la unión de los eslabones y se corta el sobrante del pin. Hay diferentes bulones según las velocidades de nuestra bicicleta.

Diferentes pines de cadena

Cierre rápido: estos también son específicos para las velocidades de nuestra bici. Se pasan los bulones del cierre rápido por los dos rodillos que se quieren unir, se coloca la placa opuesta y se estira con rotundidad para que asiente.

Eslabón rápido

Perno viejo: este método lo desaconsejan y sólo sirve en caso de no poder usar ninguno de los anteriores. Sin embargo, yo siempre he sustituido la cadena así y nunca he tenido problemas. Se abre el pasador con un tronchacadenas sin llegar a sacarlo del todo, permitiendo la entrada del siguiente eslabón. Se introduce el eslabón y se vuelve a introducir el perno en su lugar, con cuidado, utilizando el tronchacadenas.

Usando el perno viejo, no hay que llegar a extraerlo del todo

Finalmente, si la unión ha quedado algo agarrotada, realizamos movimientos laterales para crear mayor holgura en la unión, favoreciendo un correcto funcionamiento de la cadena.

Cambiar la cadena

Después de esta larga introducción llegamos al breve cambio de cadena:

Herramientas
  • Tronchacadenas
  • Alambre, para sujetar la cadena y trabajar con mayor comodidad (opcional)
1. Retirar la cadena vieja

Con el tronchacadenas abrimos la cadena retirando el perno. Mientras quitamos la cadena debemos prestar atención al recorrido que sigue, especialmente en el desviador trasero.

2. Medir la cadena nueva

Medimos la longitud de cadena nueva que necesitamos, como hemos explicado anteriormente.

3. Colocar la cadena nueva

Siguiendo el recorrido adecuado a nuestro sistema de transmisión colocamos la cadena y enganchamos los últimos eslabones con el alambre para trabajar con comodidad. Unimos la cadena como hemos descrito con anterioridad.

Sujetar la cadena con un alambre para facilitar el trabajo, unir la cadena

Y con esto terminamos de cambiar la cadena, elemento fundamental para el buen funcionamiento del sistema de transmisión más habitual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *